domingo, 27 de septiembre de 2009

DEMODEX


Definición
Dermatosis parasitaria muy poco contagiosa, debida al desarrollo en los folículos pilosos de un ácaro oportunista específico del perro, Demodex canis (presente fisiológicamente en un 50 % de los perros adultos asintomáticos).




Otros nombres

- Demodecidosis. - Piodemodicosis (demodicosis generalizada).
- Sarna demodécica o demodéctica
- Sarna folicular
- Sarna roja (en algunos países esta denominación se aplica a la sarna sarcóptica).
- Sarna gris.

Las tres últimas denominaciones son incorrectas, puesto que los ácaros del género Demodex no causan sarna (no cavan galerías) y no suelen provocar prurito.







Importancia clínica
- Esta parasitosis afecta casi exclusivamente a perros jóvenes.
- Ectoparasitosis cosmopolita.
- Se observa durante todo el año.
- Es bastante frecuente en criaderos, pero suele aparecer de manera esporádica, en varios cachorros de la misma camada.




Transmisión
- Las únicas fuentes de parásitos son los perros parasitados (enfermos o portadores sanos).
- Los cachorros se infestan por vía cutánea, por contacto directo con la madre infestada en los primeros 3 días de vida, durante la lactación o el aseo.
- Ausencia de contagio horizontal (entre perros de la misma edad). - Ausencia de transmisión intrauterina.


Factores favorecedores
- Perros de raza (el 80 % de los casos de demodicosis generalizada) entre 3 meses y 3 años.
- Todas las razas pueden padecer esta enfermedad, pero la incidencia es mayor entre las de pelo corto (aproximadamente, un 60 % de los casos) y piel con pliegues.
- Humedad o baños demasiado frecuentes.
- Carencias (vitaminas A, C, K, B6 y aminoácidos azufrados) o excesos (vitamina A) alimentarios que puedan favorecer un estado seborreico.
- Piel seborreica (los ácaros del género Demodex se alimentan con sebo), irritada, o con pH demasiado alcalino.
- Linajes de perros que padecen una forma de inmunodeficiencia (disfunción de los linfocitos T y proliferación de linfocitos B, que alteran el reconocimiento de los antígenos parasitarios). En este caso, la mayoría de los cachorros de una misma camada presenta los síntomas durante el primer año de vida. Sin embargo, esta "inmunotolerancia" es específica de D. canis y los animales afectados responden normalmente a las vacunaciones.
- Desequilibro endocrino patológico (hipotiroidismo, diabetes, síndrome de Cushing o estrés) o fisiológico (estro, gestación, lactación)
- Enfermedades intercurrentes (toxocarosis, sarna sarcóptica, epífora, etc.)Diagnóstico

Diagnóstico clínico

- Ausencia de contagio aparente y de prurito, y localización característica de las lesiones iniciales en las zonas más húmedas del cuerpo.



Diagnóstico de laboratorio

- Búsqueda de parásitos al microscopio en una muestra de raspado cutáneo profundo con lactofenol. Estas muestras se obtienen presionando las pústulas y recogiendo el pus blanquecino. - Deben visualizarse huevos o formas inmaduras (reflejo de la reproducción activa del parásito) para distinguir la colonización asintomática de la demodicosis clínica.
- A veces se encuentran parásitos de manera fortuita en un análisis coproparasitológico (ingeridos por el animal al lamerse o mordisquearse).
- No suele ser necesario efectuar biopsias cutáneas de las lesiones para confirmar el diagnóstico (excepto en ciertas razas, como el Shar-pei), dado que en caso de demodicosis clínica los parásitos son generalmente muy numerosos. No obstante, los infiltrados celulares permiten confirmar el mecanismo inmunitario.



Tratamiento
- Demodicosis seca(Tratar solamente las formas extensas) - Esquila, si es necesario. - Champú antiseborreico (peróxido de benzoílo).
- Ácidos grasos esenciales y vitamina E.
- Amitraz al 0,5 p. 1.000 (solución al 5 % por perro), a razón de una aplicación cada 2 días (sobre las lesiones y en su periferia) la primera semana y luego, una vez por semana durante uno o dos meses. Durante el tratamiento puede observarse un estado de somnolencia, que desaparece en 24 a 36 horas; es posible atenuar este efecto secundario administrando el fármaco después de una comida o, en los casos más graves, con un antídoto (atipamezol, 0,2 mg/kg por vía intramuscular).
En cuanto se observa una mejoría (aproximadamente al cabo de 3 semanas de tratamiento), se puede suspender el fármaco y reemplazarlo por un collar acaricida con amitraz.
- Endectocidas: utilizables cuando fracasa el tratamiento con amitraz (p. ej.: milbemicina, 1,5 mg/kg/día por vía oral, ivermectina, 600 µg/ kg/día por vía oral, moxidectina 200 µg/kg/día durante 1 a 5 meses). - Asociar un antiséptico local (clorhexidina o hexamidina), que no debe aplicarse los días de tratamiento con amitraz. - En las formas graves, es necesario instaurar una antibioticoterapia por vía general (cefalexina, lincomicina, eritromicina, etc.)


Pronóstico
- Favorable para la demodicosis seca (un 90 % de curación espontánea). - Depende de la edad (más favorable cuando los síntomas aparecen al final del crecimiento). - Menos favorable para la demodicosis supurativa, que puede incluso ser fatal sin tratamiento
- Evitar los baños demasiado frecuentes, las sustancias irritantes y la corticoterapia (sistémica o local) antes del año de edad.
- Excluir de la reproducción las hembras que padecieron demodicosis y los machos que transmiten una predisposición genética a esta enfermedad. - D. canis es muy sensible a la desecación y no sobrevive en el medio externo (parásito obligado del folículo piloso); por lo tanto, no se observa contaminación a partir del medio ambiente. Evolución y factores de riesgo
- La demodicosis seca suele curar espontáneamente si el estado del animal es bueno.

2 comentarios:

  1. hola, vuestros informes son de gran ayuda, gracias. saludos desde argentina.

    ResponderEliminar
  2. hola muchas grasias desde mexico, mi perrito parece una cruza de shar pei lo encontró mi novia en la calle,pero padece de la dichosa "roña" o zarna, mm le pusimos un polvo anti acaros y parece que se recupera mmm veremos ojala y que si si no mi papá lo echará de la casa y no quiero eso :(

    ResponderEliminar